¿Manchas verdosas en las uñas?

Manchas verdes en las uñas

¿Alguna vez te ha pasado que, al retirar un aplique, ha aparecido una mancha amarillo – verdosa en la uña? Aquí te explicamos qué es y qué podemos hacer para evitarlo.

En la mayoría de los casos, esta mancha se produce por una acumulación de una clase de bacteria llamada «pseoudomonas» y dentro de este clase podemos encontrar varios tipos. Comúnmente se entran en el agua, la piel o en la tierra.

Si estas bacterias se encuentran en gran cantidad y además se le suman las condiciones apropiadas (humedad, falta de luz u oxígeno, etc.), tendremos como resultado una infección.

¿Cuáles son las causas? Con respecto al mundo de las uñas, lo más común es haber utilizado una herramienta, ya sea metálica o una lima, ya contaminada con esta bacteria. También suele suceder cuando un aplique de uñas (acrílico, gel de contsrucción, polyge, etc.) no está bien sellado, lo que hace que tenga filtraciones de agua o de productos que favorezcan la reproducción de esta bacteria.

¿Cómo podemos prevenirlo? La prevención es fundamental para evitar este tipo de casos y, por eso, es muy importante seguir el protocolo de limpieza y desinfección de todos los materiales. Además, si estás empezando a poner apliques, la técnica del sellado es lo que evitará las filtraciones entre el producto y la uña natural.

¿Qué hacer si ya tienes una o dos uñas con manchas verdosas? Si esto te está pasando, no te olvides que las bacterias son muy contagiosas, por tanto, procura desinfectar todo el material que haya tocado esas uñas y, con respecto a las limas, es mejor tirarlas a la basura.

Es posible que, al pasar una lima suavemente por la superficie de la placa, el color se vaya, pero eso no significa que la bacteria se haya ido o eliminado.

Si la mancha es de un verde oscuro, a esa uña, ya no se le debe poner nada hasta que sane. Siempre deberás referir a tu cliente con su médico, porque, dependiendo del tipo de bacteria que sea necesitará un tipo específico de antibiótico.

Si la mancha es de un color amarillento suave, es posible que se elimine de manera casera con baños en ácido acético (vinagre blanco) o con baños en hipoclorito de sodio al 2%.

¡Y recuerda, la mejor medicina es la prevención!

Si esta información te ha gustado o ha sido de ayuda, no dudes en dejar un comentario y suscribirte al blog

¡También puedes compartirla en tus redes sociales favoritas!

Deja un comentario

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest