Consejos útiles para trabajar de manera segura

Trabajar de manera segura

Durante esta pandemia, la mayoría de sectores laborales se han visto afectados. Muchos salones de belleza han tenido que cerrar sus puertas y otros han conseguido mantenerse, pero en la mayoría de los casos reduciendo el número de trabajadores.

Esto ha conllevado a que muchas profesionales del sector pasen a trabajar de forma más privada (en sus propias casas, a domicilio, etc.).

Si bien, lo más recomendable es quedarse en casa, entiendo perfectamente que la mayoría de personas tienen que seguir trabajando a pesar de las dificultades para alimentar a sus familias y, por eso, aquí te dejo una serie de recomendaciones sobre salud y seguridad para que puedas seguir ganándote la vida con tu trabajo de la manera más segura posible.

Además de aplicar de manera regular el sistema de higiene y desinfección ya conocidos, también debemos añadir otros protocolos para tratar de evitar los contagios de coronavirus.

Antes de comenzar el servicio; el lavado de manos es fundamental tanto para la profesional como para la clienta.

Ya que nuestro trabajo implica que estemos cerca y en contacto constante con el cliente, es muy importante el uso de mascarilla, barbijo, tapa boca, etc. que cubra nariz y boca. Esto, junto a otras medidas, ayuda a reducir el contagio en un alto porcentaje.

También se puede añadir el uso de un escudo plástico delante de la cara o una placa plástica transparente que se puede colocar en la mesa de trabajo con un hueco para que la clienta introduzca sus manos y, así, poder trabajar.

Durante el servicio, además de seguir los protocolos de desinfección de los materiales metálicos (alicates, empujadores, etc.), podemos proporcionarle a la clienta una bolsita con sus limas, palitos, sepradores, es decir, todo el material que se puede reutilizar pero no desinfectar.

Además, se sugiere tener la zona de trabajo bien ventilada en todo momento, y a poder ser, que no haya más personas en la misma área.

Nosotras, como profesionales, deberíamos usar guantes desechables y delantal de tela reutilizable o de algún material plástico que podamos desechar después de cada cliente. Al final del día, debemos poner la ropa y el delantal a lavar con agua caliente.

Al finalizar el servicio, se recomienda un nuevo lavado de manos, pasar una solución desinfectante (cloro, alcohol, desinfectante, etc.) en la silla, mesa y todas aquella zonas con las que la clienta ha tenido contacto.

Aunque todo esto te parezca un trabajo innecesario, tu clienta y tu familia te agradecerán el esfuerzo que haces para mantenerlos a salvo.

Espero haberte ayudado a que puedas seguir trabajando con salud y de la manera más segura. Aquí te dejo unos enlaces de interés por si necesitas información adicional:

*Este artículo no intenta sustituir las indicaciones sanitarias que se aplican a tu ciudad/país.

Si esta información te ha gustado o ha sido de ayuda, no dudes en dejar un comentario y suscribirte al blog

¡También puedes compartirla en tus redes sociales favoritas!

Deja un comentario

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest