Consejos para elegir un torno eléctrico

Torno eléctrico

Un torno eléctrico puede ser un gran aliado a la hora de realizar servicios de uñas artificiales, pero si no elegimos el más adecuado o si no lo sabes utilizar correctamente se puede convertir en un gran enemigo. Para usar un torno eléctrico de manera adecuada y sacarle el mayor partido posible, es muy importante leer atentamente las instrucciones del fabricante y haber tomado algún curso o clase ya que si lo usamos mal, el resultado puede ser nefasto.

El torno eléctrico

Lo primero que tenemos que pensar a la hora de elegir un torno eléctrico es cuánto uso le vamos a dar. Por ejemplo, si sólo vamos a realizar un par de servicios de uñas artificiales a la semana o si vamos a realizar servicios cada día por varias horas, ¿por qué esto es importante? porque de eso va a depender el tipo de máquina que vamos a necesitar y lo que vamos a tener que invertir en ella.

Lo siguiente será ver las características de las máquinas disponibles en el mercado y para eso, es necesario conocer algunos términos:

  • Velocidad (RPM): son las revoluciones por minuto , esto se refiere a las veces que la punta realiza un giro completo en un minuto. Para los tornos profesionales, se recomiendan entre 15.000 y 30.000 RPM.
  • Potencia (W): son los famosos vatios, esto se refiere al ritmo que la energía eléctrica pasa por un circuito eléctrico, hablando más claro, esto viene a ser la velocidad a la que llega la corriente eléctrica a la máquina. Para el uso profesional se recomienda entre 30 w-40 w. Esto tiene que ir en concordancia con las RPM.

Teniendo en cuenta los términos ya mencionados, podemos pasar a ver otro tipo de características:

  • Máquinas con micromotor: en este tipo de máquinas, el transformador de corriente (fuente de alimentación) viene en una caja a parte con los interruptores de encendido-apagado y el control de velocidad.
  • Máquinas con micromotor manuales: en este caso, la fuente de alimentación está integrada en el mango, esto significa que ocupa menos espacio en la mesa pero el mango será más grande y más pesado que el modelo anterior.
  • Mandril: es la parte del torno que permite el intercambio de las puntas. Algunos necesitan una llave especial y otros lo hace por presión y torsión.
  • Mango: es donde se encuentra el motor, se recomienda que no pese más de 170 gramos, debe ser cómodo y ergonómico, si es de plástico probablemente se calentará con mayor rapidez que si es de otro material. También hay que tener en cuenta si la carcasa es cerrada o abierta porque esto implica si los residuos entran o no dentro del motor.
  • Pedal: algunas máquina tiene la opción de controlar la velocidad a través de un pedal, esto dependerá de la comodidad y la costumbre de cada profesional.

Espero que estos consejos te ayuden a elegir un torno eléctrico que más se ajuste con tus necesidades. Por cierto, ten cuidado con las imitaciones, busca un vendedor de confianza y comprueba la duración de la garantía.

Si esta información te ha gustado o ha sido de ayuda, no dudes en dejar un comentario y suscribirte al blog

¡También puedes compartirla en tus redes sociales favoritas!

Deja un comentario

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest