Aceites esenciales y portadores

Aceites portadores

Entre los principios activos de los productos que utilizamos a diario en el salón de belleza, nos encontramos con los aceites esenciales. Tenemos que tener en cuenta que muchos de nuestro clientes pueden presentar reacciones alérgicas a ciertos aceites, por lo que es importante preguntarles si padecen de alguna alergia conocida antes de empezar el servicio.

Los aceites esenciales se obtienen a través de un proceso de destilación (separación de agua y aceite) de las flores, plantas, semillas, cortezas, árboles, raíces y frutos, sus moléculas son muy pequeñas, por lo que  pueden penetrar rápidamente en la piel. En la actualidad disponemos de una gran variedad y su uso es cada vez más común, los podemos encontrar puros o diluidos. 

En este artículo, repasamos algunos de los aceites más utilizados en los salones de belleza:

  • Lavanda: es uno de los aceites más versátiles, tiene un aroma dulce, floral, herbáceo y amaderado. Algunos de sus beneficios son: antidepresivos, calmantes, anti inflamatorio, antiséptico, antifúngico, analgésico y regenerador. 
  • Árbol de té: es un potente antifúngico y antibacteriano, se utiliza sobre todo, para el tratamiento de hongos, caspa y acné. 
  • Rosa mosqueta: es un intenso regenerador celular, se puede utilizar para las estrías,cicatrices, marcas de acné y para mejorar el aspecto de las manchas en la piel.
  • Eucalipto: muy utilizado en aromaterapia por su gran poder descongestivo, también ayuda a reducir inflamaciones. Es muy buen antiséptico, bactericida, cicatrizante, desodorante y refrescante.
  • Romero:  lo podemos utilizar como calmante de dolores musculares y de articulaciones, favorece la circulación lo que es ideal para piernas con varices, en tratamientos reductores, es también antiséptico y un buen tonificante para la piel. 

Aceites portadores

A diferencia de los aceites esenciales, los aceite portadores (aceites base) son los que derivan de fuentes vegetales, tiene aroma neutro y no son volátiles pero pueden ponerse rancios con el tiempo. Estas características, los vuelven ideales para utilizarlos en disoluciones con aceites esenciales. Este tipo de aceites lo podemos encontrar mezclados en cremas, lociones, aceites de baño, bálsamos, etc.

Los aceite base más comunes son: 

  • Almendras: tiene un aroma dulzón, es de consistencia media por lo que se absorbe con cierta rapidez. Es muy hidratante y contiene vitamina E y ácido oleico. Se utiliza en masajes, alivia los eczemas y la psoriasis.
  • Coco:  es sólido a temperatura ambiente y de color blanquecino, se suele utilizar como hidratante para la piel y el cabello. Evitar en pieles acneicas
  • Jojoba: muy utilizado en cosmética, es un tipo de aceite( en realidad es una cera líquida ) de molécula muy fina, lo que lo hace excelente portador, es de rápida absorción y no deja sensación grasa en la piel. Muy indicado para pieles grasas. Tiene una larga vida útil.
  • Semilla de uva: es de consistencia intermedia, ideal para masajes, deja la piel brillante y es rico en ácidos grasos oleico y linoleico. Gran poder antioxidante. Tiene una corta vida útil.
  • Oliva: es muy popular por lo que se encuentra con mucha facilidad, es de consistencia espesa, es rico en ácido oleico, perfecto para pieles sensibles y/o atópicas y su vida útil es relativamente corta.
  • Rosa de mosqueta: uno de los mejores aceites regeneradores e hidratantes,     contiene ácidos esenciales como el omega 6, omega 3 y omega 9, y complemento perfecto para la cicatrización. Tiene una larga vida útil.

Si esta información te ha gustado o ha sido de ayuda, no dudes en dejar un comentario y suscribirte al blog

¡También puedes compartirla en tus redes sociales favoritas!

Deja un comentario

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest